AÑOS ’50 & ’60

Los accesorios ahora son de metal, latón, cobre, y el chapado en oro. Formas de flores, geométricas. Broches pequeños que recuerdan los oficios: minería, jardinería, o a los deportes. Todo lleva ahora cristal de color, azul, rojo, verde. Pulseras y collares de metal y cadena. Y para el verano, pendientes de plástico sin brillo, en forma de grandes flores o pájaros. Collares de bolas de colores.

Los collares de piedra son de tres o más vueltas, vistosos y muy coloridos. El plástico irrumpe con fuerza y los pendientes ahora son más grandes y se combinan con pulseras y hasta diademas. Las pulseras o brazaletes también se fabrican en bolas de pasta .
PENDIENTES DE BOTÓN (Francia, años 60. Pasta).