en CELULOIDE

Los pendientes de las ‘bailaoras’. En forma de triángulo, rombo, o el clásico de aro. Calados o lisos. Fáciles de poner. Colores brillantes, luminosos. A juego, peinas y horquillas.
El celuloide, hoy apenas usado ha sido sustituido por un plástico más tosco, y los objetos han perdido en flexibilidad y delicadeza.

image